Cargando Eventos

Todos los eventos

  • Este evento ha pasado.

Coloque a los migrantes en el centro, no en la oscuridad, habló Shiella Estrada en el lanzamiento de la revisión de GCM

Marzo 10, 2021

Shiella Estrada, líder de trabajadoras domésticas migrantes, habló en el lanzamiento de la primera Revisión Regional de Asia-Pacífico de la Implementación del Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular (GCM) del 10 al 12 de marzo de 2021. Ella llama a escuchar a los migrantes, el derecho a la libertad de asociación y los derechos laborales básicos.

Detalles

Por Shiella Estrada, Presidenta,
Sindicato Progresista de Trabajadores Domésticos de Filipinas, Hong Kong

Buenos días señoras y señores, distinguidos delegados e invitados de la Revisión de GCM,

Mi nombre es Shiella Estrada. Como trabajadora doméstica migrante durante 30 años y líder trabajadora, manejo casos, hago incidencia y organizo a mis compañeros de trabajo en sindicatos. Experimento lo que significa cuando los trabajadores migrantes están organizados y tienen voz.

Distinguidos delegados, el GCM debería poner a los migrantes en el centro. Sin estar organizado y ser una voz de los migrantes, no sabrás los verdaderos problemas y la verdad. Todos ustedes pueden arrojar luces sobre la migración si nos escuchan como migrantes. Se necesita trabajo duro y colaboración para garantizar que se establezcan políticas y leyes para proteger los derechos de los migrantes y la humanidad. Traemos desarrollos a los países y beneficios económicos pero no nos dejemos en la oscuridad.

Cuando hablamos de migrantes aquí, hablamos de ellos sin importar su estatus. No se debe abusar de ellos y no se deben despojar de sus derechos debido a su visa o estatus. Su libertad no debe estar ligada a sus empleadores o visas. Deben tener la libertad de escapar de la situación de explotación y cambiar de empleador. Derechos a la unidad familiar y estado de residencia si queremos.

Cuando hablamos de migrantes en Asia Pacífico, hablamos de mujeres migrantes, especialmente trabajadoras domésticas. Asia Pacífico alberga a casi una cuarta parte de las trabajadoras domésticas migrantes del mundo. El 24% de los adultos en trabajo forzoso son trabajadores domésticos. Hemos escuchado que trabajadoras domésticas migrantes han sido abusadas hasta la muerte sin parar. No debe haber más demoras para revisar sus leyes laborales para reconocer a los trabajadores domésticos, agrícolas y de todo tipo de trabajadores. Detenga todas las formas de discriminación y asegúrese de que los migrantes estén libres de violencia de género.

La pandemia de COVID ha puesto de manifiesto la vulnerabilidad de los migrantes. Debido a las respuestas gubernamentales a la pandemia, como cierres de fronteras, bloqueos, toques de queda, los migrantes se enfrentan a terminaciones. Se quedan sin trabajo ni comida, sin protección sanitaria ni EPP, sino encerrados en la casa de los empleadores, en su pensión congestionada o incluso abandonados en las calles. Las redadas contra los inmigrantes los ponen aún más en la oscuridad. La estigmatización y la discriminación racial son rampantes, lo que pone en riesgo la salud e incluso la vida de los migrantes.

Instamos a los gobiernos a integrar la salud de los migrantes en su respuesta al COVID-19. Todos los migrantes, independientemente de su estatus, deben tener acceso a servicios públicos y protección social de calidad.

La pandemia de COVID-19 ha exacerbado el robo de salarios contra los trabajadores migrantes. Los gobiernos deben agotar todos los esfuerzos para acelerar la justicia para los trabajadores migrantes afectados y garantizar el pago de sus reclamaciones.

La libertad de asociación, el derecho a la negociación colectiva son fundamentales para los trabajadores y deben tomarse como un eje en la migración. Respetar nuestro derecho a organizarnos. Permítanos tener nuestros propios sindicatos para negociar.

Permítanos regularizar nuestro estado. Los migrantes son seres humanos que deben gozar de derechos sociales, culturales y políticos como todos ustedes y todos los demás.

Debería haber canales y apoyo para nosotros en la reparación de denuncias y el acceso a la justicia. El proceso de contratación debe ser regulado y supervisado: Prohibición de los honorarios de las agencias de contratación. Garantizar la no servidumbre por deudas que sufren los migrantes. Los “Principios Generales y Directrices Operativas sobre la Contratación Justa” de la OIT deben integrarse en los planes de acción nacionales de los gobiernos del GCM sobre la gobernanza de la migración.

Ratificar las normas pertinentes de la ONU sobre migración y los convenios de la OIT: el C97 sobre Migración para el Empleo y el Convenio 143 sobre Trabajadores Migratorios, C189 sobre trabajadores domésticos, C190 sobre Violencia y Acoso.

La mayoría de los inmigrantes en Asia Pacífico se ven obligados a abandonar sus países de origen debido a la pobreza y el desempleo. Los estados deben priorizar la creación de trabajo decente para que no nos veamos obligados a migrar por necesidad.

Finalmente, me gustaría resaltar algo muy importante y preocupante. Las grandes redes de sindicatos y organizaciones de la sociedad civil a las que pertenezco han participado en el proceso del GCM desde sus inicios en la Declaración de Nueva York desde 2015 hasta la adopción del GCM en 2018 a nivel nacional, regional y global.

Sin embargo, en esta etapa de revisión nos hemos encontrado marginados. Encontramos que el proceso de organización de esta revisión fue poco inclusivo e irrespetuoso, especialmente porque representamos a tantas organizaciones y sindicatos en Asia-Pacífico.

Por lo tanto, con profundas disculpas, lamentamos informarles que redes enteras que representan las voces de los trabajadores migrantes, que están en el centro del tema sobre el que estamos hablando hoy, se retirarán del resto de esta primera Revisión Regional de Asia-Pacífico sobre la Implementación del GCM. [vea la nota abajo] 
UN ESCAP, ILO y IOM han respondido apreciando la decisión, reconociendo y reconociendo el motivo de nuestra retirada, expresando que en el futuro no debemos dudar en plantear nuestras preocupaciones y asegurando que nuestra premisa para regresar será trabajada y que será informado de la misma hoy. Debemos estar atentos.

Sin embargo, como partes interesadas, seguimos totalmente comprometidos con la implementación del GCM en toda su integralidad y hacemos un llamado a todos los Estados miembros y partes interesadas para que hagan lo mismo.

Alentamos a que los procesos de revisión futuros, incluido el IMRF, se analicen profundamente para garantizar un proceso que sea transparente, responsable, representativo e incorpore los puntos de vista y la participación de todas las partes interesadas.

declaración más larga es seguir. [vea la nota abajo]

Muchas gracias.

[nota del editor: el UN ESCAP y las agencias relevantes de la ONU han recibido la declaración firmada por 43 organizaciones sindicales y de la sociedad civil de la región Asia-Pacífico. Se han acercado a nosotros y reconocen nuestras preocupaciones. Con las respuestas positivas de UN ESCAP, la OIT y la OIM, hemos acordado regresar a las sesiones actuales y participaremos en un proceso de seguimiento que conduzca al foro internacional de revisión de la migración. ]