Cargando Eventos

Todos los eventos

  • Este evento ha pasado.

La batalla no ha terminado: seguiremos alzando la voz de las trabajadoras del hogar

el 13 de julio de 2021

Entrevista con Doug Moore

EE.UU. -

Julio 13th es una fecha que conmemoramos en el Calendario del Movimiento de Trabajadoras del Hogar de la Federación Internacional de Trabajadoras del Hogar, ya que es la fecha de fundación del movimiento Black Lives Matter (BLM).

En esta ocasión, entrevistamos a Doug Moore, Director Ejecutivo de United Domestic Workers of America, como sindicalista en cuya labor se entrelazan la justicia laboral y racial.

Cuéntenos sobre su recorrido, ¿cómo llegó al movimiento obrero?

Llegué al movimiento obrero hace mucho tiempo, en 1980. En ese momento trabajaba para una compañía telefónica llamada General Telephone en California. Y no me involucré en el sindicato hasta que me escribieron. Tenía un representante sindical, y una vez que se solucionó ese problema, comencé a ir a las reuniones sindicales. Empecé a organizar la comunidad y me comprometí a trabajar con los trabajadores para mejorar sus vidas y, finalmente, me convertí en vicepresidente ejecutivo de nuestro sindicato local. Y luego, me fui y me fui a trabajar para el Sindicato Internacional de Empleados de Servicios (SEIU) como representante que cubre San Diego, Las Vegas y Los Ángeles. Y luego fui a una filial en Oakland y trabajé allí, todo el tiempo aprendiendo más sobre el trabajo. Y construyendo poder para los trabajadores porque lo que mejor hice fue organizarme internamente. Entonces, las personas que están trabajando pero no son miembros del sindicato pueden inscribirse. Trabajé en Oakland durante un par de años, y luego regresé a Los Ángeles con SEIU, y el director general nacional me llamó, esto fue en 1998, creo, y me preguntó si me uniría al personal a nivel nacional. Cuando me dijeron que estaba en el estado de Ohio, dije que no. Luego me dormí y reconsideré y aproveché la oportunidad de trabajar en Ohio donde tenía una responsabilidad de más de un millón de trabajadores, para formar programas políticos, programas comunitarios y ayudar a los afiliados en los consejos laborales. Después de unos años allí, fui a AFSCME. Entré como subdirector general, ellos no tenían el puesto pero después de dos años de estar allí, crearon ese puesto en base al trabajo que estaba haciendo con AFCSME. Tuve responsabilidad con ASME dentro de 17 estados. Una de las cosas que hice fue que había un problema con un sindicato, ya sea una auditoría, donde las cosas no estaban funcionando correctamente, así que entré e investigué con los locales. Y el más grande al que tuve que ingresar fue UDW, del cual actualmente soy el director ejecutivo. Eran 3 millones de dólares en rojo, y me encargaron reunir un equipo para limpiarlo. Ninguno de los miembros de la junta ejecutiva fue elegido, todos fueron designados por el presidente. Entonces, nos deshicimos de toda esa junta y creamos una nueva constitución bajo la cual operamos hoy. Se necesitaron unos tres años para que se recuperaran y eligieran una nueva junta ejecutiva en la que todos fueran proveedores de servicios de atención domiciliaria. Su crédito era bueno y querían que considerara quedarme. Así que finalmente dije, sí, me quedaré. Teníamos alrededor de 15,000 70,000 miembros en todo el estado y, desde entonces, hemos crecido a más de XNUMX XNUMX miembros.

Todo lo que hacemos, lo hacemos desde una perspectiva de justicia social. Los fundadores de UDW tenían buenas intenciones. es el 3rd sindicato en los Estados Unidos fundado por personas de color. El primero fue la Hermandad de Porteadores de Coches Cama de Asa Philip Randolph, y luego el United Farm Workers fundado por Cesar Chavez, y luego el United Domestic Workers fundado por Ken Seaton-Msemaji y Jeffers Fahari, quizás su alma descanse en paz. Entonces, tenemos una historia de trabajo de justicia social en UDW debido a la visión de que los trabajadores domésticos deben estar organizados en los Estados Unidos. Y fueron Ken y Fahari los que se encargaron de eso. Estamos orgullosos de nuestra historia, estamos orgullosos de dónde venimos y sabemos que tenemos mucho más por hacer.

¿Podría explicar qué implica que UDW fue fundado por personas de color: cómo distingue eso su trabajo o visión de otros sindicatos con una historia diferente?

La justicia racial se teje en todo lo que hacemos y nos diferencia. No solo la justicia racial, sino también la justicia ambiental, el encarcelamiento masivo y la reforma migratoria, están en el corazón del trabajo que hacemos en UDW. No se trata solo de representar al trabajador en el trabajo, sino de representar al trabajador en las comunidades en las que vive. Porque cuando miras la justicia ambiental, por ejemplo, algunas de las comunidades que representamos viven en entornos que tienen la peor agua, son vertederos, por lo que la justicia ambiental es tan importante y también desempeñamos nuestro papel en eso. No tratamos de desconectarlo, sino de conectarlo donde se cruza.

En esa línea de intersecciones, a menudo escuchamos o hablamos del sector del trabajo doméstico como uno que está agobiado por los legados del feudalismo, el colonialismo y la esclavitud. ¿Podrías hablar de eso? ¿Qué significa eso?

Viene de la esclavitud en mi opinión. Las trabajadoras del hogar en California, o en los Estados Unidos, no han tenido horas extras hasta hace unos años. El nuevo trato se hizo hace décadas, incluía a todos los trabajadores, excepto a los trabajadores domésticos y los trabajadores agrícolas porque esas industrias eran predominantemente mujeres y negros que hacían ese trabajo. Fueron excluidos. Aún hoy seguimos luchando por tener la representación y los derechos que tienen todos los trabajadores. Los miembros de UDW no tienen pensión. Los miembros de UDW tienen algún tiempo de enfermedad pero no mucho: ¡dos días! La batalla no ha terminado, y la guerra no ha terminado. Y seguiremos elevando la voz de los trabajadores domésticos y los proveedores de cuidado infantil para asegurarnos de que reciban el mismo trato ante la ley.

Vivo en el Medio Oriente y aquí hay un sistema de patrocinio para el empleo de trabajadoras domésticas migrantes, que le permite al empleador presentar una denuncia de “fuga” cuando el trabajador renuncia a un trabajo, que la policía sigue para castigar a los trabajadores. trabajador. Esa política grita capitalismo racial. ¿Hay ejemplos similares de políticas afectadas por la esclavitud en los Estados Unidos?

Hablamos de racismo en Estados Unidos, pero de lo que no hablamos mucho en Estados Unidos es del sistema de castas. Puedo tener tanto éxito como quiera, pero para los que están en el poder, soy un hombre negro. Entonces, todavía se te considera un ciudadano de segunda clase en comparación con un ciudadano blanco más pobre. Eso es algo que tendrá que cambiar, y no conozco una política que pueda cambiar eso, creo que tendrá que ser la voluntad de la gente. Si no es esta generación, entonces la próxima generación tendrá que hacer estos cambios. Y vemos ahora con algunas de las cosas que están haciendo en los Estados Unidos en torno a los derechos electorales: tratando de dificultar que las personas voten en algunos estados, porque están trasladando los sitios de votación fuera de las comunidades donde residen los votantes afroamericanos y latinos. , que forman estas enormes filas que crearon porque no hay suficientes sitios de votación, y luego están aprobando algunas leyes que dicen que es ilegal que le des algo de comer o agua a alguien si está haciendo fila. Eso acaba de suceder este año en Georgia. Entonces, creo que los poderes gobernantes están comenzando a ver los cambios, y no les importa si están infringiendo la ley para mantener el poder. Tenemos que decir siempre que no importa lo que nos hagas, no nos va a detener y seguiremos adelante. Y eso es en varios estados que han introducido leyes que desalientan a los votantes a votar. Creo que el Congreso de los Estados Unidos debe actuar al respecto, hasta ahora no lo han hecho, pero 2022 debe ser un año en el que demos un salto, de lo contrario, estamos dando 10 pasos hacia atrás. Los que están en el poder hoy en día sienten que lo están perdiendo y harán todo lo posible para evitar que suceda. Están tratando de decir que el 6 de enero (2021 US Capital Attack) este año realmente no sucedió, están tratando de decir que fue un turista que venía de visita. Lo están minimizando, y una cosa sobre los Estados Unidos cuando se trata de racismo, no son como los otros países. Alemania reconoce lo que los nazis les hicieron a los judíos, Sudáfrica reconoce las cosas horribles que sucedieron bajo el apartheid. En Estados Unidos es diferente, dicen “eso fue hace 400 años, ¡olvídalo!” No quieren reconocerlo ni siquiera decir que existió la esclavitud. Están tratando de crear esta narrativa de que llegaron a las costas de Estados Unidos como pacificadores, cuando en realidad exterminaron a los nativos americanos. Así que hasta que seas capaz de admitir tus malas acciones, nunca lo harás bien.

Entonces, todavía estamos en el nivel básico de rechazo del reconocimiento o negación de la esclavitud y el racismo en curso. Usted se ha referido a él una vez como el “pecado original”

Sé que dije que la esclavitud es el pecado original, pero la matanza de nativos americanos es mucho antes de lo que sucedió con los esclavos. Entonces, tienen un historial de colonizar personas y tratar de convertirlas en lo que ellos quieren que sean.

Y al mismo tiempo instalar el sistema de castas diciéndoles a los blancos más pobres que son mejores.

Exactamente.

¿Cómo haría Estados Unidos las paces?

Necesitan admitir que hicieron eso. Nuestros libros de historia no enseñan eso. En Oklahoma, había una comunidad a la que llamaron Black Wall Street que devolvió recursos a su comunidad y les estaba yendo mucho mejor que muchas comunidades blancas. Quemaron la ciudad y mataron a más de 200 personas. En Oklahoma, en sus libros de historia, nunca hablaron de eso. Silencio. Entonces, hasta que podamos comenzar a reconocer estas atrocidades que le han sucedido a las personas de color, no puedes reconstruir, solo seguirás agregando esa mentira.

Cada vez que se comete una gran injusticia contra las personas, los demás tienden a distanciarse de ella. Dicen: “nosotros no lo hicimos, nuestros antepasados ​​lo hicieron”. Esto también sucede a nivel Global, que la esclavitud no tomó las mismas dimensiones que en EEUU. ¿Podría comentar sobre las tendencias globales de anti-negritud en el sector del trabajo doméstico?

La gente dice “eso pasó hace 400 años y yo no lo hice”. Tienen razón, no lo hicieron. Pero siguen beneficiándose de la blancura. ¡Reconoce eso! En lo que respecta a la migración global, cuando me involucré con IDWF, comencé a escuchar las historias y es por eso que quería que trabajáramos con IDWF, para que estas historias se las cuenten a nuestros trabajadores. No saben que en algunas partes del mundo cuando se contrata a una trabajadora doméstica, lo primero que hace el empleador es quitarle el pasaporte. ¡Cuando escuché eso, me di cuenta de que estaban cautivos! Entonces, ¿cómo se crean los estándares que eliminarán las malas prácticas en torno a la migración donde las personas están cautivas? Debemos contar la historia, no podemos guardarla para nosotros. Aquellos de nosotros que no estamos en estos países donde suceden tales cosas, deberíamos escuchar y descubrir cómo podemos ser útiles.

Todo vuelve a lo que estabas diciendo sobre haciendo las conexiones, y similar a la gente blanca que dice “Yo no lo hice” pero aún así se beneficia de ello, podemos ver cómo nos beneficiamos de los estándares que devalúan el trabajo migrante o el trabajo de las personas de color, para que podamos dejar de normalizar la discriminación y ser cómplice

¡Derecha! Había un área en California que se llamaba Bruce's Beach, y era para los negros porque no podían ir a ningún otro lugar para pasar tiempo en la playa y no preocuparse por ser amenazados. Una pareja negra había comprado la propiedad, pero tuvieron que abandonar la propiedad y dejarlo todo. Entonces, lo que voy a adelantar: en los últimos años, se ha contado esta historia y se exige que se devuelva la propiedad a la familia. Y si lo recuperan, cualquier propiedad del condado que esté ahora en él debe ser subarrendada. Hay tantas historias como esta en la historia afroamericana donde les quitaron su tierra. Y conozco a otras personas que lo tienen en sus familias donde pagarán por la tierra, luego se descubrirán minerales en la tierra, entonces la gente blanca volverá y se la llevará y ni siquiera devolverá el dinero. Hay muchas historias en los Estados Unidos que estamos descubriendo. Yo descubrí la mía hace unos años: mi único tío vivo me contó esa historia.

Eso es bastante poderoso, lo personal se encuentra con lo político. Como líder del movimiento laboral y muchos otros, está claro para usted cómo se entrelazan la justicia racial y laboral. ¿Podría hablarnos de un momento reciente en los EE. UU. cuando este entrelazamiento se hizo evidente para el público?

El asesinato de George Floyd impulsó a todos, y creo que ahí es donde entra Black Lives Matter (BLM). Ya eran un movimiento, pero lo han hecho crecer más. Más personas están saliendo y diciendo que estamos apoyando lo que están haciendo, porque fueron demonizados cuando llegaron por primera vez. Ahora están tratando de encontrar alternativas a la vigilancia, y lo que están haciendo es admirable porque están desviando fondos de presupuestos policiales, o debería decir salud mental, porque de ahí viene ese dinero.

¿Presupuestos de salud mental para la policía?

Los departamentos de policía obtienen dinero de la salud mental. Y los policías no son trabajadores sociales, no son terapeutas. Y a medida que comenzamos a analizar estos presupuestos y movemos parte de ese dinero hacia las comunidades. El trabajo será mejor.

Hablando de salud mental y salud en general, ahora con COVID-19 estamos escuchando esta narrativa sobre cómo todos se ven afectados por igual. Eso no es necesariamente exacto. ¿Podría comentar cómo ha experimentado el sector COVID-19, ya que sé que UDW ha estado haciendo mucho trabajo apoyando durante la pandemia?

Para UDW, fue un golpe directo, porque nuestros miembros viven en casas, por lo que no tenían otro lugar a donde ir. Entonces, respondimos asegurándonos de que tuvieran suficiente equipo de protección personal, los guantes, las máscaras y brindando la mayor educación posible. Hicimos un tele-ayuntamiento conmigo y un médico en varios idiomas, por lo que no fue solo en inglés. Tenemos una gran membresía que habla español y una gran membresía que habla vietnamita. Teníamos folletos en ambos idiomas, e hicimos un viaje educativo a través del país sobre COVID-19 para asegurarnos de que tuvieran toda la información, también llegamos a un sitio de vacunación. Entonces, todos estábamos para vacunar a las personas porque vimos de primera mano dónde se enfermaba el cliente y se enfermaba toda la familia y la gente fallecía. Retorcimos cada mano y conseguimos 200,000 mascarillas y nos dijeron ¿qué vas a hacer con 200,000 mascarillas? Dije con 70,000 miembros, eso no es tanto cuando lo piensas. Hicimos distribuciones de PPE cada 2 semanas. Continuaremos brindando equipo de protección y educación. En nuestras reuniones de tele-ayuntamiento, teníamos 10,000 miembros a la vez. Cuesta hacer eso, pero si puede llegar a 10,000 con un buen mensaje, vale la pena poner estos recursos.

Es impresionante cómo logró cambiar las operaciones tan drásticamente y reunir todo este trabajo en casi una noche. Esto tampoco detuvo el otro trabajo que está haciendo contra el racismo. He leído su declaración sobre el asesinato de seis mujeres de origen asiático en pleno apogeo de la COVID-19 en EE.UU. Dado que los trabajadores domésticos son en su mayoría personas de color y del Sur Global, ¿cuál es nuestro deber mutuo en términos de luchar contra las diversas formas de racismo?

Contaré una historia. Tenía un miembro del personal que me decía que su familia es muy anti-negra y muy racista. Dijo que “alguien tiene que decirles algo”. Entonces, la miré y dije "Ajá". Entonces, ella dijo “y ese alguien debería ser yo”. Dije “absolutamente”. Cuando se trata de cualquier tipo de odio, no crecí de esa manera. Nos enseñaron a respetar a todos y así fue como criaron a mis hijos. Pero en los EE. UU., recientemente en los últimos años, ves esta evolución de odio hacia las personas que no son blancas y, en algunos casos, ha habido personas negras que lo han hecho. Y yo pregunto ¿por qué sucede esto? ¿Qué te ha hecho esta persona? Están tratando de hacerlo como nosotros”. En los últimos años, la gente ha salido de la nada con su racismo, y simplemente lo llevan sobre sus hombros. Y vivo en un estado progresista, en California, y todavía tenemos mucha gente así aquí. Algunos de esos crímenes de odio que ocurren contra los asiáticos ocurrieron aquí en San Francisco, donde tenemos una gran comunidad china. Entonces, para mí, si ves algo, haz algo y no le des la espalda. No digas “no quiero involucrarme” porque entonces te conviertes en parte del problema.

Finalmente, en la fecha de fundación de BLM, ¿qué deben aprender los movimientos sociales? Un movimiento de justicia social que “no ve color”, ¿qué es lo que no ve?

Primero, me gustaría preguntarles “¿cómo es que no ven el color?” ¿Todos se parecen y no ves el color? Para mí, estás construyendo un movimiento de forma equivocada. Deberías decir que todos estamos juntos en esto, venimos de diferentes vidas y orígenes, pero ¿qué tenemos en común? Queremos construir poder para los trabajadores domésticos independientemente de su raza, de qué continente son. Todos somos uno: ¡Mira su color y míralo por lo que es! Magnificadlo, no lo vilipendiéis.